Así se llamaban los loritos que tuve cuando era pequeña. El nombre se lo puso mi madre, caraqueña, y no podía ser más tropical. Se volvían locos cantando sin parar cuando mi padre trajo de Puerto Rico el disco de Juan Luis Guerra y 4:40. Su canción favorita Ójala que llueva café, que poníamos los domingos.
Me recuerdan a mi infancia.
Quiero ser "maruja", y pasarme el día cosiendo, haciendo punto, ganchillo, manualidades, cocinitas y otras "marujadas", pero sólo las hago de vez en cuando, cuando puedo, cuando tengo tiempo; casi todas para mi hija Greta, de cuatro años, que también quiere coser y hacer punto cuando me ve.

Parchita y cotoperí

lunes, 31 de enero de 2011

Colchón, edredón y almohada para los muñecos




Solamente quedaba vestir la cuna de los muñecos que hace tiempo tiene de IKEA. Le hice un colchón con restos de tela de sábanas viejas, un edredón relleno de guata con un retal de una tela japonesa que compré en Hong Kong y de la que Titiz le hizo un vestido a Greta, y una almohadita a conjunto. Con esto ya está el kit de muñecos al completo!!! Feliz cumpleaños mi niña.

domingo, 30 de enero de 2011

El armario para la ropa de muñecos














Materiales empleados:
-Una caja de vino de madera (esta es de un contenedor)
-Unos trozos de contrachapado cortados a medida (carpintería c/Madera, Madrid)
-Cartón para hacer el cajón
-4 bisagras
-Imán para cerrar armarios
-Alcayatas para las perchas
-Papeles
-Pintura
-Cola de empapelar

Limpié y lijé la caja del contenedor para que quedara suave y también quitarle las astillas. Diseñé cómo iba a dividir el espacio, fabriqué una cajón de cartón a medida para la parte de abajo y fui a la carpintería a que me cortaran unos trozos de contrachapado para las puertas, la balda interior y el adorno de la parte de arriba. Pinté el interior de turquesa, el exterior de blanco, empapelé la balda, las puertas y el cajón, y lo complicado fue luego ensamblar las piezas para que encajaran bien (Javier el mecánico ha sido un artista para eso).
Las perchas son trocitos de contrachapado empapelados y con una alcayata en la parte de arriba. Total carpintería + ferretería = 5,50 €. Pintura, cola de empapelar y papeles son un reciclado del armario de las manualidades de casa.

Ropa de muñecos




Es el cumpleaños de Greta y después de las Navidades comencé a prepararle un kit de nuevo vestuario para sus muñecos. Quería que tuviera un regalo homemade y pensé en sus muñecos porque hace tiempo que no juega con ellos y así sería un incentivo para recuperar el "juego simbólico" que hace tiempo que ha cambiado por pintar casi en exclusiva.
Hice acopio de mi cesto de restos de lanas y de la maleta de los retales de tela para hacer los diferentes "conjuntos" de vestidos y pantalones con patucos, gorros, bufandas.... Este ha sido el resultado y ¡gran emoción de Greta que ya los ha vestido a todos!

martes, 18 de enero de 2011

Llegaron los Reyes Magos: lana de Malabrigo, devanadora y ovilladora






Llegaron los Reyes Magos con unos regalos maravillosos. Yo les escribí la carta, sin saber muy bien lo que estaba pidiendo y el resultado ha sido verdaderamente sorprendente, no solo por lo bonitos y originales que son los objetos, sino por lo bien que funcionan! Una devanadora para las madejas de lana que en combinación perfecta con una pequeña ovilladora ahorra muchas horas de fornidos y pacientes brazos sujetando madejas de lana para hacer a mano lentamente los ovillos.
Lo estrené con una madeja de lana uruguaya de Malabrigo que me trajeron los Reyes de Marla y Daniel de Minnesota.

video





Un chaleco para Greta






La adquisición de lanas en Dinamarca de este verano está siendo sin duda un verdadero incentivo para tejer sin parar. Acabé el chaleco largo para Greta mezclando lana de alpaca muy suave con lana de oveja más tosca, pero ambas con la misma tintada y por tanto pensadas para mezclarlas tejiendo a la vez, tal y como me explicaron en la tienda de Isager en Dinamarca.

El libro de Mirdza Slava




"Un paje letón" me consiguió en Riga el libro out of print de Mirdza Slava de manoplas letonas, un clásico, con cientos de dibujos y diseños que serán fuente de inspiración no solo para manoplas sino para jackard de cualquier nuevo y futuro proyecto. ¡Muchas gracias al paje que quedó en la estación central de Riga con el librero que lo vendía!

Manoplas letonas terminadas!




Ya terminó el taller de manoplas letonas de Guna y con él también mis deberes. Acabé mis manoplas hechas a medida con gran emoción. He tejido por primera a vez a cinco agujas y también me he estrenado tejiendo jackard, un fantástico aprendizaje que sin duda me servirá para muchos y diferentes proyectos. Un éxito, gracias Guna! Estoy deseando tener más lana de esa auténtica y maravillosa de Letonia para comenzar nuevas manoplas.